¿Se puede hacer crecer el busto naturalmente? te decimos 4 trucos


¿Sabes que existen alternativas a la cirugía para aumentar el busto? No, no es una locura. hay forma de hacerlo, pero no esperes  resultados inmediatos.




usto es una de las partes del cuerpo que más problemas le suele ocasionar a las mujeres. Especialmente porque muchas de ellas no están contentas con el tamaño de sus senos, por lo que quieren hacerlos más grandes. Es por ello que a continuación veremos que si se puede crecer el busto naturalmente.

Hacer ejercicio

Diversos especialistas afirman que el ejercicio es la mejor forma de aumentar el busto de manera natural y sin riesgos. Al respecto existen distintas rutinas que pueden ser de gran ayuda a la hora de aumentar el tamaño del busto de manera natural. Por supuesto, los mejores ejercicios son los que implican esa parte del cuerpo.

Una gran idea son las flexiones. Con ellas lograrás que tu busto aumente de tamaño y, sobre todo, sea más firme. Asimismo, también es muy recomendable hacer ejercicios que pongan a trabajar los pectorales. Para ello se pueden utilizar mancuernillas. Finalmente, nadar moderadamente es otra opción al respecto. Sin embargo, se debe de tener cuidado ya que nadar mucho puede tener resultados totalmente opuestos.



de grasa. No obstante, esto no quiere decir que tenemos que comer una mayor cantidad de grasa para que nuestros senos aumenten su tamaño.

Por el contrario, una dieta equilibrada y saludable ayuda a que nuestro cuerpo tenga un mejor metabolisnmo y distribuya de mejor manera las grasas que se alojan en nuestro cuerpo.

Masajes

Los masajes son otra opción muy interesante para aumentar naturalmente el tamaño del busto. En realidad, existen varios masajes que ayudan a esto. Lo mejor es que la mayoría de las veces es la misma persona la que puede darse esos masajes. Por lo tanto, estos masajes son muy sencillos de hacer, incluso en la comodidad del hogar.

Se trata de masajes que estimulan el crecimiento del busto a través de movimiento circulares constantes y suaves. Evidentemente, no se trata de masajes dolorosos o agresivos que se suelen aplicar en otras partes del cuerpo. En este caso incluso nada más se necesita de las yemas de los dedos.



Yoga

Finalmente, se ha comprobado que ciertos tipos de yoga estimulan el crecimiento natural del busto. El ejerrcicio que se realiza ayuda a que los senos crezcan y tengan mejor firmeza. Para ello basta con consultar a algún especialista, el cual te recomendará la mejor opción y los resultados que puedes obtener.

La mayoría de las mujeres siguen desarrollando el pecho hasta mediados de su veintena, así que si estás en tu adolescencia y no tienes el tamaño de pecho deseado, no te desesperes. Aún te queda mucho tiempo para desarrollarte, y muchos cambios hormonales pueden llevarte a tener un pecho más grande cuando tu desarrollo se complete.

Con información de Mejor con salud



Anterior Deditos de queso
Siguiente Bizcocho de arándanos ¡Sin azúcar! (+video)

1 Commentario

  1. 30 noviembre, 2018
    Responder

    Me ha encantado este artículo y en ningún momento había leído una opinión como esta sobre el tema, impresionante !

    Felicidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *