Fitness

Entrenamiento LISS (Low Intensity Steady State)

Estando tan de moda las diferentes modalidades deportivas surgidas como el CrossFit. Se han retomado sistemas de entrenamiento que estaban en desuso, o que no eran tan conocidas por los aficionados al deporte de nuestra generación. Una de ellas, es el sistema de entrenamiento LISS.

¿Es el HIIT el único ejercicio para perder peso? Por supuesto que no, en lugar de eso es mejor combinarlo con el LISS, para conseguir nuestros objetivos.



El método LISS (Low Intensity Steady State) es un tipo de entrenamiento que se realiza a baja intensidad y manteniendo una frecuencia cardíaca regular durante toda la sesión (60% – 70% de nuestra Frecuencia Cardíaca Máxima), lo que en general llamamos entrenamiento aeróbico suave.

¿Cómo hacer este ejercicio para perder peso?

Con el ejercicio aeróbico de baja intensidad conseguimos usar las grasas como principal fuente de energía de nuestro entrenamiento. Y esto sin someter nuestro cuerpo a actividades de alto impacto.

Por este motivo el LISS es un método ideal tanto para iniciarse y conseguir una buena base aeróbica. Como para personas que no buscan un gran impacto en su sesión de entrenamiento.

Si estás empezando en la práctica de actividad física, el LISS ayudará a que tu cuerpo se adapte a los primeros estímulos de entrenamiento de forma segura. Preparándote progresivamente para ir aumentando la intensidad de tus entrenamientos y poder hacer cada vez tus entrenamientos más efectivos.

Otro punto a favor del método LISS es que no tendrás que hacer ejercicios muy complejos a alta intensidad y con un requerimiento técnico alto. Sino que se trata de un ejercicio más relajado donde conseguirás resultados sin tener que hacer esfuerzos intensos.

Si practicas deporte de manera regular y no incluyes el LISS en tus rutinas habituales, puedes probar a utilizarlo como método de recuperación activa entre días de entrenamiento intenso. Ayudando, entre otras cosas, a prevenir las odiosas agujetas con la ayuda de estos consejos.

De esta manera optimizarás tanto la recuperación de tu organismo como el rendimiento en tu próxima sesión. Es decir, puedes usar el LISS como potenciador de tus entrenamientos.

Si quieres mejorar tu capacidad aeróbica, también puedes utilizar este método.

Se trata de un ejercicio para perder peso que no requiere conocimientos técnicos

Realizado el ejercicio a una frecuencia cardiaca moderada, esta se controla con un pulsómetro o mediante nuestra propia valoración subjetiva de la intensidad a la que estamos trabajando

Para ello, simplemente tenemos que preguntarnos: Del 1 al 10, a qué intensidad creemos que estamos, y mantenernos siempre entre valores de intensidad ligera y moderada.



Otro sencillo método, y sin instrumentos, es el test del habla. Si haces un LISS con más gente, prueba a hablar mientras realizas el ejercicio. Si te cuesta hablar es que deberías reducir la intensidad del entrenamiento.

En cuanto a qué ejercicios realizar para hacer un LISS. Una de las opciones más recomendadas es caminar, usar la elíptica o ir en bicicleta a ritmo ligero. Pero si no te gusta o te aburren este tipo de ejercicios no tienes por qué preocuparte, ya que puedes realizar LISS con multitud de ejercicios siempre que tus pulsaciones se mantengan estables y no suban demasiado.

Una clase de aeróbic suave, un circuito de ejercicios de baja intensidad o incluso bailar tus canciones favoritas son opciones perfectas para beneficiarte de los efectos del LISS mientras te lo pasas bien.

Por supuesto una alimentación adecuada antes, durante y después del entrenamiento. Esto es clave para sacarle el máximo rendimiento a cada sesión de LISS.

Cuéntanos que tal te pareció este tipo de entrenamiento en la casilla de comentarios.

Hasta la próxima información de Fitness 🙂

Más datos como estos en Fitness.

www.minutosaludable.com

You may also like

Leer más