Lasaña de calabacin: Una receta que no contiene pasta, ya que será sustituida por el calabacín. Es una maravillosa manera de comer verduras sin tener que renunciar al sabor.

Para que esta lasaña sea más ligera y sana la prepararemos sin bechamel ni pasta, solo con verduras, carne y un suave gratinado de queso.



ienta
– aceite de oliva



do el relleno para la lasaña.

  • Pelar la cebolla y la cortar finamente. Sofreír en una sartén en la que habremos calentado aceite de oliva. Añadir una pizca de sal y cocinar a fuego bajo, hasta que esté tierna y transparente.
  • Añadir la carne picada, salpimentar al gusto, subir un poco el fuego y dejar cocinar, moviendo, hasta que cambie de color.
  • Agregar un chorrito de vino blanco y cocinar a fuego alto hasta que se evapore el alcohol. Incorporar una cucharada de salsa de tomate.
  • Mover y dejar un par de minutos más cocinando. Comprobamos el punto de sazón, retiramos del fuego y reservamos.
  • Una vez que las láminas de calabacín ya hayan sudado, secar muy bien con papel absorbente. Saltear en una plancha o en una sartén antiadherente, con unas gotas de aceite, hasta que queden tiernas y ligeramente doradas.




  • Solo queda armar la lasaña de calabacín:

    1. Cubrir una fuente apta para horno con una capa de salsa de tomate. Colocar sobre ella láminas de calabacín, procurando que no queden espacios entre ellas. Repartir sobre el calabacín la mitad del preparado de carne (ya preparada) y añadir queso rallado al gusto. Cubrir con una nueva capa de láminas de calabacín, el resto de la carne y una capa de tomate frito.
    2. Finalmente con una última capa de láminas de calabacín y queso rallado. Meter al horno, función gratinador, hasta que el queso esté fundido y dorado a nuestro gusto.

    Esta lasaña de calabacin es más fácil de preparar que la lasaña convencional ¡Y está deliciosa! ¡Una excelente manera de introducir verduras a nuestras comidas!

    Si te gusta esta receta no dejes de compartirla en tu red social favorita! 🙂

    Para ver más recetas saludables Haz Click Aquí



    Agregar un comentario

    Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

    Lasaña de calabacin: Una receta que no contiene pasta, ya que será sustituida por el calabacín. Es una maravillosa manera de comer verduras sin tener que renunciar al sabor.

    Para que esta lasaña sea más ligera y sana la prepararemos sin bechamel ni pasta, solo con verduras, carne y un suave gratinado de queso.



    ienta
    – aceite de oliva



    do el relleno para la lasaña.

  • Pelar la cebolla y la cortar finamente. Sofreír en una sartén en la que habremos calentado aceite de oliva. Añadir una pizca de sal y cocinar a fuego bajo, hasta que esté tierna y transparente.
  • Añadir la carne picada, salpimentar al gusto, subir un poco el fuego y dejar cocinar, moviendo, hasta que cambie de color.
  • Agregar un chorrito de vino blanco y cocinar a fuego alto hasta que se evapore el alcohol. Incorporar una cucharada de salsa de tomate.
  • Mover y dejar un par de minutos más cocinando. Comprobamos el punto de sazón, retiramos del fuego y reservamos.
  • Una vez que las láminas de calabacín ya hayan sudado, secar muy bien con papel absorbente. Saltear en una plancha o en una sartén antiadherente, con unas gotas de aceite, hasta que queden tiernas y ligeramente doradas.




  • Solo queda armar la lasaña de calabacín:

    1. Cubrir una fuente apta para horno con una capa de salsa de tomate. Colocar sobre ella láminas de calabacín, procurando que no queden espacios entre ellas. Repartir sobre el calabacín la mitad del preparado de carne (ya preparada) y añadir queso rallado al gusto. Cubrir con una nueva capa de láminas de calabacín, el resto de la carne y una capa de tomate frito.
    2. Finalmente con una última capa de láminas de calabacín y queso rallado. Meter al horno, función gratinador, hasta que el queso esté fundido y dorado a nuestro gusto.

    Esta lasaña de calabacin es más fácil de preparar que la lasaña convencional ¡Y está deliciosa! ¡Una excelente manera de introducir verduras a nuestras comidas!

    Si te gusta esta receta no dejes de compartirla en tu red social favorita! 🙂

    Para ver más recetas saludables Haz Click Aquí



    Agregar un comentario

    Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

    Lasaña de calabacin: Una receta que no contiene pasta, ya que será sustituida por el calabacín. Es una maravillosa manera de comer verduras sin tener que renunciar al sabor.

    Para que esta lasaña sea más ligera y sana la prepararemos sin bechamel ni pasta, solo con verduras, carne y un suave gratinado de queso.



    ienta
    – aceite de oliva



    do el relleno para la lasaña.

  • Pelar la cebolla y la cortar finamente. Sofreír en una sartén en la que habremos calentado aceite de oliva. Añadir una pizca de sal y cocinar a fuego bajo, hasta que esté tierna y transparente.
  • Añadir la carne picada, salpimentar al gusto, subir un poco el fuego y dejar cocinar, moviendo, hasta que cambie de color.
  • Agregar un chorrito de vino blanco y cocinar a fuego alto hasta que se evapore el alcohol. Incorporar una cucharada de salsa de tomate.
  • Mover y dejar un par de minutos más cocinando. Comprobamos el punto de sazón, retiramos del fuego y reservamos.
  • Una vez que las láminas de calabacín ya hayan sudado, secar muy bien con papel absorbente. Saltear en una plancha o en una sartén antiadherente, con unas gotas de aceite, hasta que queden tiernas y ligeramente doradas.




  • Solo queda armar la lasaña de calabacín:

    1. Cubrir una fuente apta para horno con una capa de salsa de tomate. Colocar sobre ella láminas de calabacín, procurando que no queden espacios entre ellas. Repartir sobre el calabacín la mitad del preparado de carne (ya preparada) y añadir queso rallado al gusto. Cubrir con una nueva capa de láminas de calabacín, el resto de la carne y una capa de tomate frito.
    2. Finalmente con una última capa de láminas de calabacín y queso rallado. Meter al horno, función gratinador, hasta que el queso esté fundido y dorado a nuestro gusto.

    Esta lasaña de calabacin es más fácil de preparar que la lasaña convencional ¡Y está deliciosa! ¡Una excelente manera de introducir verduras a nuestras comidas!

    Si te gusta esta receta no dejes de compartirla en tu red social favorita! 🙂

    Para ver más recetas saludables Haz Click Aquí



    Agregar un comentario

    Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

    Lasaña de calabacin: Una receta que no contiene pasta, ya que será sustituida por el calabacín. Es una maravillosa manera de comer verduras sin tener que renunciar al sabor.

    Para que esta lasaña sea más ligera y sana la prepararemos sin bechamel ni pasta, solo con verduras, carne y un suave gratinado de queso.



    ienta
    – aceite de oliva



    do el relleno para la lasaña.

  • Pelar la cebolla y la cortar finamente. Sofreír en una sartén en la que habremos calentado aceite de oliva. Añadir una pizca de sal y cocinar a fuego bajo, hasta que esté tierna y transparente.
  • Añadir la carne picada, salpimentar al gusto, subir un poco el fuego y dejar cocinar, moviendo, hasta que cambie de color.
  • Agregar un chorrito de vino blanco y cocinar a fuego alto hasta que se evapore el alcohol. Incorporar una cucharada de salsa de tomate.
  • Mover y dejar un par de minutos más cocinando. Comprobamos el punto de sazón, retiramos del fuego y reservamos.
  • Una vez que las láminas de calabacín ya hayan sudado, secar muy bien con papel absorbente. Saltear en una plancha o en una sartén antiadherente, con unas gotas de aceite, hasta que queden tiernas y ligeramente doradas.




  • Solo queda armar la lasaña de calabacín:

    1. Cubrir una fuente apta para horno con una capa de salsa de tomate. Colocar sobre ella láminas de calabacín, procurando que no queden espacios entre ellas. Repartir sobre el calabacín la mitad del preparado de carne (ya preparada) y añadir queso rallado al gusto. Cubrir con una nueva capa de láminas de calabacín, el resto de la carne y una capa de tomate frito.
    2. Finalmente con una última capa de láminas de calabacín y queso rallado. Meter al horno, función gratinador, hasta que el queso esté fundido y dorado a nuestro gusto.

    Esta lasaña de calabacin es más fácil de preparar que la lasaña convencional ¡Y está deliciosa! ¡Una excelente manera de introducir verduras a nuestras comidas!

    Si te gusta esta receta no dejes de compartirla en tu red social favorita! 🙂

    Para ver más recetas saludables Haz Click Aquí



    Agregar un comentario

    Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *