Sentir ansiedad de vez en cuando es normal. Sin embargo, las personas que tienen trastornos de ansiedad con frecuencia sienten una preocupación intensa, excesiva y persistente. Son temerosas para todas las situaciones de la vida diaria.

Las personas con ansiedad se suelen reconocer por padecer palpitaciones, sudoración, sensación de ahogo, hormigueos, entre otros.

La recomendación básica y en una primera instancia es consultar la situación con el médico de confianza y él diagnosticará el caso en particular.

De tratarse de estrés o ansiedad, son varios los consejos que los expertos brindan para llevar mejor el día a día.




Existen tres factores que disparan la ansiedad:

  • Los predisposicionales.
  • Los desencadenantes.
  • Los de mantenimiento.

En los predisposicionales puede haber elementos factores biológicos, algunos de ellos genéticos, de personalidad o ambientales. Son personas que cuentan con un sistema de alerta más sensible y más complejo de desactivar una vez disparado. Se encuentran en una especie de pre-alerta que condiciona su disposición hacia el medio.

Cómo actuar:

Si no se ha llegado a tener problemas de ansiedad de suficiente importancia, se pueden dar consejos generales para prevenirlo. Pero si las alteraciones son de mayor gravedad requieren tratamiento profesional específico.

Por un lado hay que aprender a manejar la ansiedad. Por otro aprender a gestionar las fuentes y las causas que originan la misma. Entre las principales pautas a seguir, están:

1 – Evitar la respiración superficial, intensa y rápida, conocida como hiperventilación. Porque agrava la sintomatología ansiosa, genera un aumento de la sensación de ahogo y facilita el camino hacia las crisis de pánico. En lugar de hiperventilar, se recomienda practicar la respiración abdominal: inspirar con tranquilidad durante varios segundos, y luego expirar también de forma lenta.

2 – Concentrarse en una lectura, un paisaje, una conversación, y no en los propios síntomas.

3 – No tomar café o otros estimulantes porque no favorecen el cuadro y tampoco alcohol. Este último, aunque es un depresor del sistema nervioso, inicialmente reduce la ansiedad pero en un plazo posterior, aumentará las probabilidades de tener crisis de pánico.




4 – Para los que sufren agorafobia, trastorno muy ligado a las crisis de ansiedad y pánico, se recomienda hacer una lista con las situaciones que la provocan. Si por ejemplo se sufre agorafobia cuando se va en tren o en subte, el especialista recomienda exponerse de forma escalonada a los viajes.

5 – Caminar al aire libre. El ejercicio pausado y tranquilo promueve el bienestar psicofísico.

Cabe destacar que no todas las personas con ansiedad tienen los mismos síntomas, ni éstos la misma intensidad en todos los casos.

Cada persona, según su predisposición biológica y/ o psicológica, se muestra más vulnerable o susceptible a unos u otros síntomas.

ansiedad

Cuéntanos que tal te pareció nuestro tips en la casilla de comentarios. No dudes en enviarnos los tuyos.

Hasta la próxima 🙂

Más tips como este en Tips.

www.minutosaludable.com




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Sentir ansiedad de vez en cuando es normal. Sin embargo, las personas que tienen trastornos de ansiedad con frecuencia sienten una preocupación intensa, excesiva y persistente. Son temerosas para todas las situaciones de la vida diaria.

Las personas con ansiedad se suelen reconocer por padecer palpitaciones, sudoración, sensación de ahogo, hormigueos, entre otros.

La recomendación básica y en una primera instancia es consultar la situación con el médico de confianza y él diagnosticará el caso en particular.

De tratarse de estrés o ansiedad, son varios los consejos que los expertos brindan para llevar mejor el día a día.

Existen tres factores que disparan la ansiedad:

  • Los predisposicionales.
  • Los desencadenantes.
  • Los de mantenimiento.

En los predisposicionales puede haber elementos factores biológicos, algunos de ellos genéticos, de personalidad o ambientales. Son personas que cuentan con un sistema de alerta más sensible y más complejo de desactivar una vez disparado. Se encuentran en una especie de pre-alerta que condiciona su disposición hacia el medio.

Cómo actuar:

Si no se ha llegado a tener problemas de ansiedad de suficiente importancia, se pueden dar consejos generales para prevenirlo. Pero si las alteraciones son de mayor gravedad requieren tratamiento profesional específico.

Por un lado hay que aprender a manejar la ansiedad. Por otro aprender a gestionar las fuentes y las causas que originan la misma. Entre las principales pautas a seguir, están:

1 – Evitar la respiración superficial, intensa y rápida, conocida como hiperventilación. Porque agrava la sintomatología ansiosa, genera un aumento de la sensación de ahogo y facilita el camino hacia las crisis de pánico. En lugar de hiperventilar, se recomienda practicar la respiración abdominal: inspirar con tranquilidad durante varios segundos, y luego expirar también de forma lenta.

2 – Concentrarse en una lectura, un paisaje, una conversación, y no en los propios síntomas.

3 – No tomar café o otros estimulantes porque no favorecen el cuadro y tampoco alcohol. Este último, aunque es un depresor del sistema nervioso, inicialmente reduce la ansiedad pero en un plazo posterior, aumentará las probabilidades de tener crisis de pánico.

4 – Para los que sufren agorafobia, trastorno muy ligado a las crisis de ansiedad y pánico, se recomienda hacer una lista con las situaciones que la provocan. Si por ejemplo se sufre agorafobia cuando se va en tren o en subte, el especialista recomienda exponerse de forma escalonada a los viajes.

5 – Caminar al aire libre. El ejercicio pausado y tranquilo promueve el bienestar psicofísico.

Cabe destacar que no todas las personas con ansiedad tienen los mismos síntomas, ni éstos la misma intensidad en todos los casos.

Cada persona, según su predisposición biológica y/ o psicológica, se muestra más vulnerable o susceptible a unos u otros síntomas.

ansiedad

Cuéntanos que tal te pareció nuestro tips en la casilla de comentarios. No dudes en enviarnos los tuyos.

Hasta la próxima 🙂

Más tips como este en Tips.

www.minutosaludable.com

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *